115806210_1389419741249106_2656492602927414484_n.jpg

INSTITUTO DE RELIGIOSAS FILIPENSES HIJAS DE MARÍA DOLOROSA

MISIÓN

Buscar, instruir y santificar a los pobres de Jesucristo.

 Las Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa surgen para dar respuesta a las necesidades de su tiempo. El grito de los pobres marginados, de jóvenes y mujeres excluidos socialmente, y el encuentro con ellos marcan el futuro de la vida apostólica de uno de sus fundadores, Francisco García Tejero. “Ir a los que no vienen”.


RELATO DE SU LLEGADA PARA DIRGIR LA OBRA DE LA UNIDAD EDUCATIVA MONSEÑOR FRANCISCO DÓLERA

“Mi corazón está fijo en seguir la voluntad del Señor. Él nos da lo que nos conviene”. P. Francisco Tejero.

En busca de respuestas a las cartas enviadas el septiembre del mismo año Mons. Helmut Nagorziansky el 3 de septiembre se dirige a Quito pasando por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana para obtener información exacta de su ubicación. Se encuentra con las Hermanas de los Sagrados quienes le dicen que no pueden porque recién habían abierto otra Casa en Ibarra.

Pero frente a esta negativa que a lo mejor desilusionó un poco al P. Helmut las Hermanas le dijeron que ellas tenían un Casa en Ipiales – Colombia y frente a ellas estaba la Comunidad de Religiosas Filipense que tenían deseo de fundar Casa en Ecuador.

Las casualidades y coincidencias en cristiano, se llaman PROVIDENCIA. Se contactan con las Hermanas Filipenses en Colombia y le Comunican que la Hermana Yolanda Superiora de la Delegación estaba viajando para Ecuador puesto que le habían ofrecido abrir una casa en Galápagos y que llegaba el mismo día a Quito.

Una nueva esperanza surge en el Padre Helmut y decide esperarlas. Y es así que se da el gran con la Ayuda de las Hermanas de los Sagrados Corazones se da en su casa a las 10:30 a.m. La Hermana Yolanda y la Hermana Julia Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa se encuentran con el Mons. Helmut Nagorziansky y él les cuenta de sus ideas de Construir una Unidad Educativa y que tenía ya un terreno. Y el amor de Dios es tan grande y sus designios diversos para sorpresa de todos las Hermanas junto al Padre deciden a la 1:00 p.m. partir inmediatamente para Daule y asumen la misión de dirigir la nueva Institución Educativa.

En diciembre del 2003 llegan las Madres Fundadoras de la Obra: Madre Rocío Pérez y Madre Socorro Narváez.